Retinol, el ingrediente cosmético que tu piel necesita



Puede que alguna vez hayamos oido hablar del retinol o visto anunciado en alguna crema o sérum de moda, sobretodo antiedad. Sin embargo, sus propiedades van mucho más allá de disimular y eliminar arrugas.

Aunque ahora es uno de los grandes aliados para combatir los signos del envejecimiento, en sus orígenes se usaba como tratamiento para el acné ya que  actúa como exfoliante eliminando las células muertas de la piel que quedan en los poros bloqueados, mejorando significativamente su textura.

Pero además de los anteriormente mencionados, también tiene otros muchos beneficios, como ayudar a promocionar la síntesis de colágeno, mejorar la textura de la piel, incrementar su hidratación, es el mejor principio activo para revertir el fotoenvejecimiento (envejecimiento causado por el sol), cierra el poro, regula la producción de grasa, favorece la renovación celular, tiene efecto antioxidante porque previene la disminución de la enzima SOD durante el estrés oxidativo, previene la hiperqueratinización (engrosamiento excesivo de la piel)y mejora tanto las arrugas finas como las profundas.

Después de todos estos grandes beneficios, a cualquiera le daría ganas de probarla, pero antes debemos saber cuál es su correcto uso para no llevarnos ningún susto.

La mejor hora del día es aplicarlo por la noche, ya que la luz ultravioleta los inactiva y por eso mismo debemos fijarnos que su envase no sea transparente. Tampoco debemos excedernos en su aplicación y evitar el contacto con ojos, mucosa nasal, boca, heridas abiertas o zonas irritadas, ya que debido a su naturaleza, podría causar irritación.

Al día siguiente es muy importante no olvidarnos de la crema solar con un factor de protección alto, ya que el retinol se inactiva con el sol y por lo tanto, también hay que evitar la exposición prolongada.

Uno de los grandes temores a la hora de usar este producto es hacerlo en verano, ya que el sol tiene más incidencia. Pero según reconoce la doctora Sam Bunting en su canal de Youtube: “¿Tiene sentido perder todo el tiempo invertido en que tu piel se acostumbre al retinol, su beneficio en aclarar las poros, reducir comedones, las marcas del acné y los signos de daño solar ya sean finas líneas, manchas o pérdida de luminosidad? ¿Por qué perder todo eso?”.

Por lo que hemos visto, el sol no provoca manchas en la piel por culpa del retinol ya que no es fotosensible, sino que este queda inactivo. Si queremos evitar tener manchas en la piel, lo que debemos hacer es aplicar todos los días vitamina C y cremas con factor solar de amplio espectro.