Vacunas: ¿quién da más?



¿Vale todo para conseguir la autorización de uso de emergencia de la FDA, la Agencia de Medicamentos de EE UU?

Pfizer nos ilusionó hace unos días con su 90% de eficacia, pocos días después Moderna nos impresionó con su 95% y, de nuevo, Pfizer nos impresiona más, si cabe, igualando en unos días, ay, ay, ay, la eficacia de Moderna.

El ensayo clínico va a continuar dos años más, lo necesario para conocer los efectos a largo plazo de la vacuna, pero la lógica del beneficio se impone, el marketing manda y una multinacional farmacéutica sabe que si no es la primera en comercializar la vacuna tiene una gran probabilidad de ser desplazada por otras que no tienen problemas graves de distribución, como es mantener la cadena de frio de -75 grados.

Un poco más de seriedad pediría yo y una lupa un poco más grande a la Agencia Europea de Medicamentos, la que a nosotros nos afecta, para analizar con detalle y sosiego lo que con tanto ímpetu convulsiona los mercados, pero, al mismo tiempo, no debería convulsionar la sensatez que debe presidir cualquier decisión importante que afecte a la salud pública.