Una joven negacionista indigna a los alemanes al compararse con la resistencia antinazi



Una joven ha causado indignación al compararse durante una protesta de negacionistas del coronavirus en la ciudad alemana de Hannover con Sophie Scholl, símbolo junto a su hermano Hans de la resistencia social contra el nazismo y ejecutados en 1943 por el régimen nacionalsocialista.

“Me siento como Sophie Scholl, ya que hace meses me resisto aquí de forma activa, pronuncio discursos, acudo a protestas, reparto octavillas y desde ayer también convoco manifestaciones”, dijo la mujer.

Indicó tener 22 años, “igual que Sophie Scholl, cuando fue víctima de los nacionalsocialistas”.

“No puedo renunciar, y nunca lo haré, a comprometerme por la libertad, la paz, el amor y la justicia”, agregó, palabras que fueron aplaudidas por los participantes en la protesta.

No obstante, en las imágenes del evento que circulan por las redes, puede verse como un hombre vestido de negro, al parecer un voluntario que velaba por el orden durante la manifestación, se dirige al escenario e, indignado, trata de entregarle su chaleco identificativo a la joven.

“Por semejante imbecilidad yo ya no velo por el orden. El que dice algo así trivializa el Holocausto. Semejante imbecilidad. Como Sophie Scholl. Por Dios”, le dice, le recrimina con un gesto sus “pocas luces” y acaba calificando lo pronunciado por la mujer de “más que vergonzoso”.

La joven parece no entender lo desafortunado de su comparación al responderle: “Pero si no he dicho nada”.

No obstante, rompe a llorar y tira sus anotaciones al suelo, aunque más tarde vuelve a subirse al escenario e inicia su discurso exactamente con las mismas palabras.

Rednerin in #Hannover fühlt sich wie Sophie Scholl, da sie “seit Monaten aktiv im Widerstand” sei. Ordner wirft daraufhin das Handtuch: “Für so einen Schwachsinn mach ich doch keinen Ordner mehr. Das ist Verharmlosung vom Holocaust.” Rednerin weint und wirft auch hin. #h2111pic.twitter.com/BU5AvvlHSD

— 🍁 MdBdesGrauens 🍁 (@MdBdesGrauens) November 21, 2020

La reacción del hombre ha sido ampliamente celebrada en las redes con comentarios como “A eso se le llama coraje cívico. Un respeto por este señor”, “No encuentro palabras para expresar mi admiración” y “Me quito el sombrero ante este hombre, hizo exactamente lo correcto al reaccionar así.”

Los usuarios lamentan el poco conocimiento de la joven, muchos le recuerdan que en una dictadura, después de su discurso, las manifestaciones que organiza y las octavillas que reparte habría sido detenida, “probablemente para siempre” y le invitan a prestar más atención en las clases de historia.

Ya hace unos días, una niña de once años trazó un paralelismo fuera de lugar durante una manifestación negacionista al compararse con Ana Frank por haber tenido que celebrar su cumpleaños con amigos a escondidas.

La adolescente judía, que plasmó en su diario los horrores del nacionalsocialismo, tuvo que ocultarse durante años de los nazis, pero su familia fue descubierta y la joven murió finalmente en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen.

Los hermanos y estudiantes Hans y Sophie Scholl, miembros del grupo Weisse Roses —Rosa Blanca— simbolizan la resistencia social contra el régimen nazi y fueron ejecutados por ello en 1943.